Acabó. Se levantó el sitio al Sarajevo sonoro alicantino. Se trabaja a destajo para reparar los daños de tres días de barbarie colectiva en el centro. Los paseos centrales han sido liberados. Se trabaja a contrarreloj para minimizar las pérdidas, para reponer lo arrasado y fenecido. Los ríos de acetona van sucumbiendo a los disolventes. Pero he aquí mi sorpresa mientras pateo mi ciudad…Es una ciudad resistente, dura. Lucha contra viento y marea. Lucha con dignidad por mantener su belleza tranquila, y a fe que lo consigue. Por más maltratos que reciba(y han sido y son muchos) resiste. Su luz, sus calles, sus castillos…tienen algo que acaricia tu hombro y te acompaña…Gracias…

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

PD.Gracias a una persona muy especial por compartir parte