Mi relación con el pan viene de lejos. Recuerdo el ‘forn’ (horno) del ‘tio Salvador’ en el pueblo de mi yaya. Recuerdo el olor de la panadería una vez cerrada. Recuerdo la piel blanca de los que trabajaban allí o,  quizá era la luz mezclada con la harina que tamizaba todo el lugar? . Recuerdo pegado a mi padre,  su olor protector… Pero como tantas cosas,  se perdieron por el camino. Quizá busque por medio del pan recordar,  aunque sea tocar con los dedos levemente esa felicidad infantil?. Cuando veo videos como el que sigue me emocionó. El pan me emociona. Tal cual. Iría más lejos. Creo que se podrían dividir sociedades según la calidad de sus panes. Pero eso lo dejo para otro día. Ahora sólo disfrutemos de estos artesanos de la  madre harina…

image

https://vimeo.com/m/96580559

Publicado desde WordPress para Android