Da rabia cuando ves cómo se dilpida nuestra historia. Vemos impasibles que los que tendrían que velar para evitar estas tropelías muchas veces son los verdugos ejecutores. Y la verdad es que no se les ve sufrir mucho ni  temblar el pulso. Centrémonos

image

. Se descubren en la Montaña alicantina (parajes de una belleza y de una historia desmesurada) unas cuantas cepas de origen aragonés: MORISTEL o JUAN IBÁÑEZ. Nunca se imaginó que existieran tan al sur. En cualquier otra parte donde se ame al vino y su cultura ésto sería motivo de regocijo. Aquí es motivo de preparar la excavadora por parte de los que tendrían que mimarlas. Pero confiemos en que gracias al insigne periodista,  autor de este artículo, Víctor de la Serna, y Juan José  Ruiz de la Universidad Miguel Hernández, y bodegueros luchadores que ponen el alma en lo que hacen como Juan Cascant,  decía, que confiemos en que este disparate y falta de respeto a nuestros ancestros, se corrija.

image

image

image

image

image

image

Texto: Agustín  C Piqueres

http://elmundovino.elmundo.es/elmundovino/noticia.html?vi_seccion=2&vs_fecha=201408&vs_noticia=1408131681&intcmp=HEMSUPL

Publicado desde WordPress para Android