Hace poco leí un artículo referente a la Fotografía que incidía en que por encima de pixeles y demás aspectos técnicos primaba el  ‘alma’  del  que toma la foto… y la del  objeto o persona fotografiada. Lo comparto plenamente. Andar es un buen ejercicio. Indiscutible. Pero caminar  con los ojos y el  espíritu abierto es un ejercicio doble,  y enriquecedor. Te hace observar  cosas mil veces vistas con infinitos matices nuevos que jamás pensaste que estuvieran allí, a nuestro alcance. Aquí una muestra de lo que mi ciudad, mi Alicante, tuvo a bien ofrecerme en los últimos días. Momentos muchos de ellos archivados de por vida en mi corazón….

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

de Cymera

Publicado desde WordPress para Android