Recién levantado. Una llamada maravillosamente rutinaria. Un repaso a Facebook. Dudo si desayunar con la radio y ensuciarme con la dosis diaria de corrupción, ladrones de traje e inmorales varios. Cuando llegan las noticias del  Levante feliz el asco ya va in crescendo. Pero el climax de la tristeza y la náusea conjunta llegan con las noticias de mi villorrio y sus arterias obstruidas por una  corrupción más allá de toda medida humana e inhumana. Pues bien. Los amigos de Jot Down me salvaron. Quien se puede  negar a leer un texto bajo un título que lleva estas dos palabras: Nietsche y amor?. Pues ha sido un rato muy agradable  su primera lectura!…

Con la primera parrafada ya me rendí. Tenía que leerlo!
     “¿A quién quisieron los grandes pensadores de la historia?¿Cómo influyó la experiencia sentimental en sus teorías metafísicas? Los filósofos y el amor, de Manuel Cruz, revela las dudas sentimentales de personajes como Platón, Spinoza, Heidegger, Arendt, Nietzsche, Foucault… ¿En qué ha cambiado nuestra forma de enamorarnos? ¿Es el amor castigo, salvación o ninguna de las dos?”

image

También debe influir mi estado ‘sentimental’. Seguro. En fin, que me ha encantado comprobar que hasta los más grandes filósofos son… ‘humanos’!. Terriblemente humanos!. Y como tales se cuestionan los misterios insondables del amor y aledaños!.
Leer que, según la hermana de Nietsche, este estaba’ loco de atar ‘ por  una tal  Lou  Andreas-Salomé  tranquiliza. Por cierto, Freud también cayó rendido ante la joven rusa:
    
     “Quien se le acercaba recibía la más intensa impresión de la autenticidad y armonía de su ser, y también podía comprobar, para su asombro, que todas las debilidades femeninas y quizás la mayoría de las debilidades humanas, le eran ajenas, o las había vencido en el curso de su vida”.

Nunca pensé en tanto romanticismo por parte del padre del psicoanálisis. Al final, la idolatrada rusa fue mentora y algo más de un tal  Rainier Maria Rilke…

image

En fin, que habrá que volver sobre el artículo y desmenuzarlo con tranquilidad, pero teniendo en cuenta que estos grandes pensadores no eran perfectos. Mal de muchos, consuelo de… HUMANOS!!🙂.
      ” Pero no todas las historias de amor son tristes. Ni en la vida ni en este intenso y complejo libro del profesor de Filosofía Contemporánea, Manuel Cruz. El escritor incluye ejemplos de parejas que funcionaron (véase Sartre y Simone de Beauvoir). Pero lo más interesante es la constatación de que el comportamiento moral y los conceptos filosóficos de los grandes pensadores no siempre iban parejos. Las contradicciones afloran en cada página, en cada meditación, en cada corriente, en cada filósofo que, al fin y al cabo, era también (y sobre todo) persona. Las cuitas sentimentales habrían ejercido cierta influencia en sus constructos teóricos, sugiere Cruz. O quizás no. El autor deja el interrogante abierto.”

image

http://www.jotdown.es/2013/06/nietzsche-enamorado/

Publicado desde WordPress para Android