image

image

image

Hace unos meses tuve el inmenso placer de estar en casa de los Muga. Experiencia inolvidable. Gente entrañable que te hizo sentir literalmente en tu casa. Uno entiende muchas cosas después de un viaje así. Entiende empresas como esta.
Desde bien pequeño siempre he tenido relación con los vinos de Muga gracias a mi padre, amante confeso de estos. El destino me los acercó. Me hizo conocerlos en la cercanía. Hay una carga sentimental añadida en mi caso. Y recuerdo como si fuera ayer el acto de hermanamiento que tuvo lugar en la Finca de Torre Reixes entre la familia Muga y la familia Sellés hace un par de años.
Pues bien, hoy vienen a Alicante y esto es motivo de mucha alegría… Mucha.

image

image

image

image

image

image

Publicado desde WordPress para Android