Carta abierta de un joven padre con dos hijos pequeños que se muere de cáncer… Lágrimas y nudo en la garganta. Lo peor es que no aprendemos. No aprendemos de lo jodidamente corta que es la vida. No aprendemos a no malgastarla. Nos encanta jugar a la ruleta rusa aún a sabiendas que perderemos siempre. Pobres ilusos.

image

http://m.huffpost.com/es/entry/6262030

Publicado desde WordPress para Android