https://apuntesdelechuza.wordpress.com/2014/12/25/filosofia-del-vino-elogio-de-la-metafisica-de-la-embriaguez/
Llevo días sin escribir nada. No me interesa. Nada me ha estimulado lo suficiente como para molestarme en coger la phablet o la tablet. Dos temas familiares me han marcado estas navidades en sentido negativo. Y uno en sentido más que positivo. De hecho me ha venido muy bien para mi salud mental. Hoy he empezado a leer cosas de Facebook. He hecho bien en descansar. Demasiada azúcar para mi gusto. Demasiada falsedad por parte de algunos. De los de siempre. Es lógico también. Llegada estas fechas éstos se desatan en buenos deseos que son meras nubes de humo. A lo que iba. Mi lechuza de cabecera me ha devuelto al mundo de Internet. Una defensa a ultranza de Baco y sus desmadre ha sido la responsable. Sonaba bien el enunciado y lo que ha ido detrás no me ha defraudado. En absoluto. Béla  Hamvas es un enviado de  Baco! :

          “… Hamvas desarrolla una crítica tan furibunda como hilarante de cuantos renuncian a los benéficos efectos del vino (pietistas y “ateos” de la religión del vino), e incluso propone una metafísica del líquido proveniente de la vid. Y es que “la boca es la fuente de la experiencia   inmediata ”, explica, y es de los sentidos el que más cerca está de la realidad. La boca puede hablar, besar y nos permite alimentarnos.”
Fantástico, fantástico comienzo. Pero sigue. Sigue en esta línea tan ‘prometedora’, tan liberadora:

          “Hay que admitir que el arte de beber no tiene su propia Musa, pero a pesar de ello sólo pueden apreciar un buen vino las personas que se dedican a cultivar las musas, que leen poesía y que son capaces de disfrutar de la música aunque no sean músicos y de apreciar la pintura. Estas personas también saben escoger el momento oportuno para trabajar, para pasear, para dormir, para conversar y para leer; sólo ellas saben que el amor y el vino…, en cualquier momento, en cualquier lugar, de cualquier manera”.
Ayyy! Qué añadir???. Nada!

***“El vino es amor en estado líquido, la piedra preciosa es amor cristalizado, la mujer es el amor encarnado y vivo”.***
Sin palabras!… Pero sigue… Sigue in crescendo. No hay que esconderse de tomarse un vino. Faltaría más!🙂
          ” Si te escondes, serás como el muslo de la mujer que no se quitó la camisa ni siquiera en la noche de boda. Serás taimado, ciego y perverso. […] Di siempre: “Ahora me estoy tomando un vino”. No reniegues de ti mismo y entonces no habrá ya nada que pueda perjudicarte. […] Sobre todo no reniegues del amor. Ni del vino”.

Pero el bueno de Béla no da tregua… Afortunadamente! : Cuándo es el momento de beber?
          ” en cualquier momento, en cualquier lugar, de cualquier manera”. Pues para la bebida rige exactamente la misma ley que para el amor: siempre y en cualquier circunstancia su influjo se hace conveniente. Al contrario, “los amantes del orden son abstractos y están cargados de preocupaciones. Angustiados por el pánico delirante que les da no encontrar lo que buscan, se ocupan de ordenarlo todo constantemente con suma minuciosidad”.
Me encanta como relaciona continuamente el Amor y el Vino.

Me lo voy a memorizar:
          ” El fuego del vino existe para salvarnos. Por supuesto, hay mujeres que se lo creen y otras que se limitan a sonreír. Insisto en que es lícito usar ese fuego para engendrar amor. Pero en cambio no es lícito usarlo para hacer negocios ni para obtener poder […]. Pero conviene precisar de inmediato que lo menos lícito es el pietismo y el puritanismo: el rigor y los prejuicios, la inclinación a escandalizarse por cualquier cosa y la gazmoñería, la moral implacable a la que le rechinan los dientes, la meticulosidad neurópata, el capricho, el mal genio, la histeria, la adoración de uno mismo soberbia y vanidosa”.
Leyendo ésto me vienen a la mente personas concretas… Grandes talibanes, por cierto.

La frase final la usaré como mantra:
         ” la ebriedad es un estado infinitamente superior al de la razón cotidiana y es el comienzo del auténtico despertar. El inicio de todo aquello que es bello, grande, serio, placentero y puro en la vida. Es la sobriedad superior”.
En fin, ahora enfilamos el fin de año y las sonrisas por decreto. Con un poco de esfuerzo creo que sobreviviremos…

image

Gracias,  Béla por estas palabras tan, tan ‘embriagadoras’…

Publicado desde WordPress para Android