Qué aburrida puede llegar a ser la gente. En muchos aspectos, sí, está claro. Pero hablemos sólo de vinos. Será mejor. Tantas uvas por probar, tantos tipos de vinos que nos esperan para alegrarnos nuestra existencia, y qué pocos se atreven a dar el paso. Voy con ejemplos. Es mucho más claro. Por ejemplo, por qué siempre usan diminutivos los que jamás conocerán nada nuevo? ‘Ponme un verdejito, un riojita…’. Por Baco!! No puedo! Me supera!
Pues bien, hagamos caso al articulista. Nos da cuatro opciones de uvas no muy conocidas. Una austriaca tinta, la syrah californiana, y dos gallegas, la mencía y la godello.

image

Yo le voy a hacer caso. Sólo tenemos una vida y muchas cosas por conocer , no?

PD. Algo de música para acompañar a una buena godello esta noche. http://open.spotify.com/track/1cx6ZmzeYSOvyEtO3CbzZr

http://www.winespectator.com/webfeature/show/id/51632