Tarde de sábado. Te relajas. Vuelves a ver unos minutos de Los puentes de Madison. Sólo media hora. Sobra. Luego la veré con mi compañera de viaje. Bella. Extremadamente bella. Me reconcilia con el ser humano. Placer. Me tengo que ir. Mi labradora quiere, queremos nuestro paseo. Pero veo Facebook un segundo. De entrada, me hace sonreír el fantásticamente irreverente #Wineman, Joaquín Gálvez. Y a continuación, veo que otro gran personaje, Jesús Terrés, comparte un vídeo… Se me saltan las lágrimas. Ese padre, ese hijo y la música… Me tengo que ir ya… Me voy muy contento.
El poder del cine, de la música, de la risa… Una simple tarde de sábado?

image

http://m.huffpost.com/es/entry/9765406?1461431930