Leer a Jesús Terrés es garantía de placer. Siempre esperas ese momento. Tienes la garantía absoluta de aire puro en forma de palabras. Mil y un temas pasan de su corazón al teclado de una forma que se despierta un resorte interior. El de la curiosidad por todo lo que te rodea, por todo lo importa aunque parezca que nada lo es. Se acaba el blog de este gran trovador actual. Un lujo haber disfrutado, y seguro que seguir disfrutando, con sus mil y una historias…

http://blogs.revistagq.com/nadaimporta/2016/05/fin/