Da pena. Nada cambia. Vivir de historias pasadas, de épocas gloriosas que se pierden en la historia de la tiempos. Y los supuestos ‘entendidos’, los que tienen que difundir las excelencias de un vino, en este caso, los vinos de Jerez(pero perfectamente extensible a otros vinos y zonas!), se quedan con las cuatro catas a las que han asistido. Es triste leer lo que lleva tiempo ocurriendo con el que otrora era un escaparate donde estos grandes vinos se codeaban con sus ‘hermanos’ de calidad del mundo. Un lugar donde los profesionales, palabra no muy al uso esta, hacían negocio. Las veleidades políticas, los cambios de color de gobiernos y demás mezquindades no ayudan al mundo del vino, al mundo del Jerez. Grandes vinos que empiezan a levantar la cabeza y que requieren todos los mismos del mundo después de muchos años de vulgarización fomentada y consentida y parece que no es así. Por lo visto se prefieren actos ‘populares’, en vez de dignificar estos, de profesionalizarlos como decía antes. Pero como bien sabemos, no sólo ocurre por tierras andaluzas, no?…

http://www.diariodejerez.es/article/jerez/2297250/salon/perfil/muy/bajo.html#.V08hfcTgW-Y.twitter