Me acosté haciendo esfuerzos por no escribir. Me imaginaba tecleando mi smartphone y vaciando todo lo que tenía dentro, pero no, me fuí a la cama… Unas púberes féminas, su voz estentórea narrando su fantástica noche de tonteo alcohólicofestivalerocarnal, vamos su volumen irrespetuoso con el descanso ‘normal’ de las 5 am, me despertaron. Eso y la chimenea compulsiva de un fumador consumido por el patio interior se han encargado de levantarme y obligarme a escribir estas líneas. Ya han empezado las fiestas!!!. Pan y circo para el pueblo!!!. Y detritus urbanos para ‘otra’ parte del pueblo!. La mía!. Es bonito ver que nada cambia. Pasan los gobiernos minicipales, los partidos, pero el desmadre urbano consentido y fomentado es el mismo. Hace años publiqué un post en Facebook quejándome de cómo un venerable árbol de más de 100 años tuvo que sufrir el averno de esos monumentos que arden la Noche de San Juan. También me quejaba de cómo el ruído destrozaba las noches mediterráneas, al igual que los parques y jardines donde se instalaban esos lugares de divertimento apocalíptico para beneficios de bolsillos particulares, impidiendo disfrutar de jardines  y bancos de descanso. Llegó a su destinataria el mensaje. Ya se sabe, bueno no todos, que lo subido en la Red siempre es susceptible de ser leído!…  Y la consiguiente llamada de atención por medio de un mensajero. Gobernaban los imputados, llamémosles así. Lo que decía al principio. Es bonito ver que nada cambia. Vamos a estar un mes con el centro sitiado. Con la ciudad invadida por una barbarie madmaxiana. Y ayer me dí cuenta con mi paseo matutino. Calles, parques, jardines. Todo cortado en pos de una fiesta urbana. Una ciudad sitiada por la salvajada acústica y olfativa  Una fiesta sufragada con dinero público para disfrute y beneficios privados… Y el olor, la suciedad?. Qué decir de ellos?. Pues que es digno de ver y sufrir. Una urbe miccionada, defecada, vomitada hasta el extremo. Hordas de empleados de la limpieza afanándose en limpiar lo que rezumará durante muchos días después de acabado este homenaje al despropósito. Por cierto, mi enhorabuena a estos señores y señoras por su trabajo. Sinceramente. En fin,  me tuve que ir al Gym a desfogarme. Pero ni los kilos de las pesas apaciguaban mi ira!. Una música estridente hasta el extremo se ‘introdujo’ en el gimnasio… Me perseguía!!!.  El tema musical de estas ‘fiestas’  es digno de una pequeña mención. Anoche. Primera noche de la locura. Y el DJ de turno se presenta con sus graznidos…y su repertorio. Digno de análisis. Si la música nos delata, el nivel de lo escuchado anoche sonrojaría al rey de la chabacanería musical más infame. Me pongo a Chet Baker y escribo estas líneas terapéuticas mientras las manadas juveniles se retiran a sus refugios. Eso sí!. Queriendo emular a los hunos, arrasan a su paso con la tranquilidad que se supone propia de las horas. Pero paciencia, hay que joderse y aguantarse en pos de… En pos de no se qué!. https://open.spotify.com/track/4l9hml2UCnxoNI3yCdL1BW
Me iré a la cama. Ya queda un día menos para el 24 de Junio. Para que la pesadilla sufragada y consentida finalice.

image

image

image

image