Agradecido. La verdad es que sí. El nuevo Corte Inglés en tema de felicitaciones es Facebook. El domingo me tocó a mi. No soy de efusividades excesivas vía internet(bueno, tampoco mucho de las otras!. Soy más bien nórdico en este tema…). Como decía, no soy de alharacas públicas. Pero tantas felicitaciones y la forma de alguna de ellas me ha sorprendido. Gente que conoces durante unos meses y que te emocionan hasta la lágrima con sus mensajes. Gente que son un referente en tu trabajo en las redes. Y también algún despistado emocional que te felicita con coletillas rabiosas. Gente que te lee durante años. Gente que admiras. Gente que comparte mundos contigo. Incluso los que escribieron por compromiso… Todos me han hecho feliz, y me han hecho recapacitar,más bien reafirmarme en la importancia de las redes sociales y en la importancia de las palabras como vehículo de emociones, de sentimientos. Las palabras son algo muy bello y transmiten lo bueno… y lo malo de nosotros. Lo dicho, gracias de todo corazón. Y gracias a las nueve personas que estuvieron físicamente a mi lado ese día sonriendo, bebiendo, comiendo… Gracias, C, 

 por hacer templos sin religión… Gracias,  A por ser como eres…