Edmund Husserl: “El pensamiento siempre se hace en el lenguaje y está totalmente ligado a la palabra. Pensar, de forma distinta a otras modalidades de la conciencia, es siempre lingüístico, siempre un uso del lenguaje”. Sin palabras. Cada día menos palabras. Cada día menos lenguaje, menos capacidad de pensar. Es necesario sumergirse en la lectura de un libro. Transportarse a una época, a unas vivencias ocurridas a lo mejor hace cientos de años. Esta es la magia de los libros. Ese es el lenguaje que, entre muchas otras cosas, nos hace felices, y seguro que más libres. Tristemente, una actividad cada vez más en desuso. Así es mucho más fácil dirigir una sociedad. Sólo hay que darle pan y circo!… 

Anuncios